COCINERO DE LA VIDA

  

    Hemos sido educados para sentir felicidad en función de lo que nos ocurra: es la felicidad condicionada. Pero ... ¿ y si resulta que la felicidad es un ingrediente que nosotros hemos de poner a la vida ....? Tal vez la vida está esperando nuestro ingrediente para mostrarse sabrosa ante nosotros.
     Hemos visto la vida como un plato que nos sirven, ¿qué te parece, querido lector, empezar a sentirte "cocinero" .... buscar en tu interior las recetas personales que nadie más conoce ...? ¡Ahh ... el placer será doble: comensal y cocinero! También cocinaremos para los demás, buscando para cada uno los ingredientes adecuados.


     ¿Cómo comenzar ...? No, no es necesario ir a ningún curso de cocina ¿Qué te parece ir a tu despensa, tomar el tarro de la felicidad y empezar a especiar con ella todo lo que acontezca. Ten en cuenta que esta "especie" tiene el don de cambiar su sabor y aroma para así armonizar con todo, cuando la espolvoreamos es como el arcoíris que sienta bien a cualquier paisaje. ¡Ahh, no te preocupes por quedarte sin existencias, el bote que la contiene siempre está lleno, forma parte de su magia, es decir de la tuya ... ¡Pruébalo, funciona ...! ¡ Fácil, sencillo! Ya me contarás ... ¡cocinero de la vida!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada