¿TE APUNTAS A "DESAUTORIZARTE" ...?

 
      Todo el mundo tenemos el don de ver con claridad, para hacerlo efectivo tan solo hay que quitar los obstáculos que distraen a nuestra mente, atrapándola en el laberinto de la dualidad y los juicios. A medida que lo vayamos logrando nuestra "ceguera" irá remitiendo y podremos por fin prescindir de los perros lazarillos: los maestros exteriores.

Los grandes  maestros del paradigma en el que hemos sido educados, el de la desconexión de nuestra propia sabiduría, no están ahí para liberarnos de este paradigma, sino para enseñarnos a vivir lo mejor posible desde la "ceguera" que el mismo causa en nosotros; ellos no pueden curarnos esta ceguera, por eso los empleamos de lazarillos creando una relación de dependencia. Para recuperar nuestra visión hemos de dejar de verlos como autoridades, o más precisamente: hemos de jubilar a nuestra propia autoridad interior que ha hecho que deleguemos en autoridades exteriores, es decir hemos de "des-autorizarnos".
       La sabiduría de nuestra propia visión es la única que nos puede dar la libertad de sentirnos nosotros mismos, las otras sabidurías tan solo han servido para protegernos de nuestra ceguera. Ahora ha llegado el momento de sanarnos, de dejar de ver en tinieblas la vida y de empezar a disfrutar de una perfecta visión. Ya podemos dar las gracias a nuestros perros lazarillos y liberarlos de su misión, jubilarlos. 
       Querido lector, ¿qué te parece pasar de un mundo de unos pocos sabios sirviéndonos a otro en el que todos seamos sabios ...? Para andar este camino hemos de trascender la educación en autoridades, que nos ha hecho creer que necesitamos autoridades, en decir, lazarillos en los que apoyarnos, sembrando en nosotros la minusvalía de no creer en nuestro propio poder ¿Te apuntas a "des-autorizarte" ...a liberarte de tu propia autoridad interior que te ha hecho creer que necesitas sabios exteriores?






  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada