CÓMO HACER DE LA UTOPÍA REALIDAD


    Las palabras no sólo tienen un étimo también poseen un futuro, éste no nos lo pueden enseñar ni en las escuelas ni en las universidades, el futuro de las palabras está en las personas que sienten su propia creatividad y desde ella se sienten creadoras de la humanidad, no viendo un lastre en el pasado, una mochila con la que cargar, sino un punto de apoyo que se honra superándolo. Quienes creen más en el pasado que en su propio poder creativo necesitarán encaminarse al futuro con la mochila llena de víveres de las autoridades del pasado, y llamarán utópicos a quienes caminan ligeros, sin huir de nada, pero respetando todo su pasado.
    El futuro es de los que son capaces de amarlo y crearlo con sus propios sueños, crearlo significa tener claro de dónde partes y a dónde vas, es decir, tener la lucidez necesaria para equilibrar a nuestro Sancho y a nuestro Quijote. 



    Utopía significa etimológicamente "sin tierra", por eso el auténtico creador de futuro, para no quedar atrapado en el étimo de tan mágica palabra, sabe que además de andar hacia el futuro ha de crear el propio terreno que pisa, este es el gran reto de los que deseamos aportar nuestros sueños a la creación de una nueva humanidad que trascienda sus propios límites, que aprenda a vivir más allá de los dramas, que sepa encontrar su sabiduría en la luz de su corazón; a esto lo llamarán utopía quienes no hayan aprendido todavía a crear el suelo del piso que han de andar.

   
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada