TUS JARDINES REALES



   Hay dentro de nosotros todo un mundo natural por el que podemos pasear, disfrutar de sus bellos parajes y mágicos rincones. Es cierto que nadie nos ha hablado de él, tal vez porque sea un lugar muy íntimo, reservado a encontrar nuestra propia paz aún en medio de las más grandes tormentas del mundo exterior.
   La búsqueda de culpables en nuestro mundo de afuera y nuestros propios papeles de víctima forman como una neblina que nos impide descubrir este mundo interior, que nos pertenece por derecho propio y que siempre nos acompaña.


   Querido lector, ¿qué te parece empezar a explorar este jardín que siempre se encuentra limpio y cuidado, que espera pacientemente a que nuestro aliento le dé vida ...? ¿Qué cómo se entra ...? Basta cerrar los ojos e imaginarlo, sentir el perfume de sus flores, el suave rumor de su río, el delicioso canto de sus pájaros ... y  respirar su fresco y penetrante aire con sabor a hojas nuevas.
   ¡Vamos! ¿Qué esperas para visitar tus jardines reales, los que te recuerdan que eres un rey, el rey y creador de tu vida? Pasea por ellos ...  medita sobre tus problemas diarios sintiendo su penetrante paz, deja que su esencia produzca ese frescor en tu mente que anuncia el nacimiento de grandes ideas ...  ¡Disfrútate por dentro, alimenta tu sonrisa para ofrecer su luz afuera!
  ¿Por qué renunciar a una parte tan importante de tu palacio, precisamente la que te hace sentir unido a tu naturaleza interior ...? ¡ Pruébalo, date al menos un paseíto diario por tus jardines reales ! Ya me contarás sus efectos ...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada