LA CONSPIRACIÓN DE SER TÚ MISMO



  Hemos sido educados para que lo importante oculte lo esencial, separándonos así de nuestro ser. Esto ha hecho que nos confundamos con los papeles que interpretamos y que hagamos de nuestros dramas el centro de nuestra vida. Vivimos para dramatizar las obras típicas de nuestras culturas y de nuestras familias, esto hace que nos enfrentemos los unos a los otros. Hacernos conscientes de esto es el primer paso en el camino hacia una auténtica libertad de ser.
     Querido lector, te invito a descubrirte hoy más allá de tus papeles, prueba a romper uno de ellos ... a sorprenderte sin guión, a sentir el silencio que conduce a tu voz interior. ¡Es divertido! Cuando rompes un papel habitual los otros "actores" te miran sorprendidos, no sabiendo qué responder a lo que no está en su guión, de hecho ésta es la base del humor: romper papeles. ¿Qué te parece empezar por imaginar que lo haces, preparar a tu ego para que el miedo escénico a salir del papel no le paralice?


      Busca un lugar tranquilo, propio, y escribe unas pocas líneas de un guión diferente, un guión en el que interpretes lo que realmente sientes, que no esté al servicio del drama, que sea redactado desde la inocencia; luego lo ensayas en secreto, hasta que ganes confianza,  finalmente lo llevas a la práctica, es como una conspiración contigo mismo, con un fin claro: sentirte el creador de tu propia vida. El secreto del éxito está en empezar poco a poco, pero a la vez reservando un tiempo cada día para diseñar tus estrategias y escribir tus nuevos guiones, paso a paso avanzarás en el camino de ser tú mismo, ¿hay mejor regalo ...?, ¿a qué esperas ...?  ¡Vamos, conviértete  en un conspirador que escribe sus propios guiones ... !"
   



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada