SENTIRNOS UNA OBRA DE ARTE ... PERMITIRNOS BRILLAR


       Cuando en la escuela se nos habla de la historia, del arte, de la ciencia, de la literatura ... se nos presenta a los creadores de la cultura como personas diferentes a nosotros, haciéndonos pensar que son seres con mayores cualidades que las nuestras, Desde pequeños se nos da una visión piramidal de la sociedad, que se enmascara con ideas como igualdad de derechos, democracia, libertad del ciudadano ... Nuestra mirada empieza a construirse de abajo a arriba, por eso cuando vamos a un museo admiramos la maestría del artista reconocido, sin darnos cuenta que el ser que contempla aquel cuadro es, en sí mismo, una obra de arte muchísimo mayor. Entramos así en el absurdo de no percatarnos que cuando sentimos una belleza conmovedora lo podemos hacer precisamente porque ésta forma parte de nuestra esencia.


       Te invito, querido lector, a entrar en un museo y a fijarte en una persona cualquiera que esté absorta mirando una obra de arte. Concentra tu atención, no en la obra, sino en la persona, contémplala como lo que es en realidad: una auténtica obra de arte viva y única. Fíjate en el brillo de sus ojos extasiados y pregúntate si no serán éstos los que embellecen la obra contemplada y no al revés.
       La educación que hemos recibido nos ha apartado de nuestra auténtica belleza, nos ha hecho creer que hay personas más importantes que otras, nos ha hecho ver pequeños para engrandecer a las ideas, las instituciones o los "genios". Nos hemos negado a nosotros mismos como obras de arte, creyendo que la belleza es algo a conquistar fuera, cuando en realidad siempre ha estado en nosotros.
      Te invito, querido lector, a sentir que tu mirada es creadora de belleza, un proyector de tu propia belleza interior ... ¿te parece algo presuntuoso ? ¡En absoluto! ¡Todos tenemos ese poder! El darnos cuenta no nos coloca por encima de quien lo ignora, muy al contrario, nos convierte en mensajeros de una maravillosa noticia.  ¿Qué te parece empezar el día sintiéndote proyector de belleza ... hacer, con tu mirada, de tu entorno algo mágico ...? ¡Pruébalo, fíjate cómo todo  cambia a tu alrededor! ¡Siéntete una obra de arte y muéstrate como tal al mundo!
   




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada