LOS ZAPATOS DE LA MENTE



      Nuestra mente es como los pies de un niño: a medida que crecen necesitan ir aumentando el número de los zapatos que los acogen. Los zapatos de nuestra mente son las creencias desde las que pensamos y contemplamos la vida, a nosotros mismos, a los demás  y al mundo en general . Querido lector, ¿te aprietan tus zapatos ... te duelen tus pies en tu caminar cotidiano ...? Tal vez tengas la tentación de echarle la culpa a los demás, al fin de cuentas es como fuimos educados, pero ... ¿no es más sencillo y eficaz cambiar el número de nuestros zapatos ...?
                



     Para caminar en la sociedad necesitamos "zapatos", estos no han sido hechos a nuestra medida, por eso muchas veces nos hierven los pies ...  Para andar siendo nosotros mismos  hemos de calzarnos creencias compatibles con nuestra propia esencia, que no nieguen lo que nuestro corazón nos susurra. La inocencia de nuestro niño interior, más allá de cualquier educación recibida, nos abre las puertas a una zapatería propia, a unos zapatos que crecen a la par de nuestros pies, a unos zapatos que no nos pegan a caminos que no sentimos transitar, a unos zapatos que sonríen con la vida, a unos zapatos con alas con los que incluso podemos volar ...
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada