SONREÍR A LAS ESTRELLAS PARA RECORDAR NUESTRA DIVINIDAD



      Una ciencia dirigida por la utilidad dirá que los dientes sirven para morder y masticar. Una ciencia que desee comprender la belleza de la vida verá en los dientes el don de poder expresar la alegría mediante la risa. Es la diferencia entre vivir para subsistir y vivir para entregar al mundo nuestra esencia.


       Hoy, querido lector, puede ser un día para meramente sobrevivir o una gran oportunidad para que riegues con tu alegría la vida. En el primer caso las semillas de tus sueños bajo la tierra de tu tiempo permanecerán durmiendo en su oscuridad, en el segundo el agua de tu esencia las despertará y brotarán en busca de la luz de tu sonrisa. Ríe, ríe … para que el sol de tus dientes las guíe, las haga aflorar por encima de la tierra de tus necesidades y se dirijan hacia el cielo de tus anhelos, ese que guarda las estrellas de tus tesoros:  sueños y estrellas siempre se terminan encontrando. Por eso, si algún día estás triste, no lo dudes, sonríe a las estrellas, ellas siempre guardan tu esencia y te recuerdan tus sueños. Un ser humano que ha olvidado sus sueños ha perdido el contacto con su divinidad y está condenado a vivir sometido a los estados de necesidad de su ego, a menos, claro está, que empiece a sonreír a las estrellas…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada